viernes, 17 de junio de 2011

Viajar con mi mascota

Ahora que se acerca el verano y solemos salir de viaje con nuestras mascotas, bien sea a otra residencia (la playa, el pueblo..), de vacaciones, o simplemente a pasar el día fuera, desde el CENTRE VETERINARI BITXOS queremos recordaros la importancia de hacer el viaje seguro y gratificante tanto para el animal como para nosotros mismos. 



¿Qué peligro puede constituir mi animal en un viaje?

Las mascotas en los viajes, pueden ser una importante fuente de distracciones:
El gato que se enreda entre las piernas del conductor, el perro que ladra nerviosos o juega con los niños constituyen una imagen relativamente frecuente en el interior de los vehículos y que puede llegar a ser causa de un fatal accidente. 

En otras ocasiones se trata de un animal que no acepta el viaje de buen grado, se pone muy nervioso y no podemos controlar sus movimientos e influye en el conductor distrayéndole. O pasa todo el viaje ahuyando o maullando, de forma que crispa los nervios del conductor y de los pasajeros.

El animal que juguetón va de un lado a otro del vehículo puede interferir en los mandos del coche o subirse en la bandeja trasera impidiendo la correcta visión del conductor. Pero también puede ser el propio conductor  quien juegue con su mascota o la acaricie. 

El animal se convierte así en una distracción constante y no podemos olvidar que aproximadamente el 30% de los accidentes, según datos de la DGT, se producen por una distracción del conductor. 

Otro de los peligros más importantes que podemos encontrar al viajar con un animal, sobre todo si es grande y pesado, aunque vaya en la zona de carga del vehículo, es que éste realice un movimiento brusco de un lado a otro del coche que pueda desestabilizar el vehículo, sobretodo si es pequeño, y sorprender al conductor.

Pero también puede ser un peligro ante un accidente que se convierta en un "bulto" que viaja a nuestras espaldas. Un perro suelto en los asientos traseros, en caso de colisión frontal, supone el mismo peligro para los ocupantes delanteros que un pasajero de los asientos traseros sin cinturón. Se explica, además, que en esta situación el riesgo de que el ocupante del asiento delantero sufra lesiones se multiplica por dos. Según cálculos facilitados por la DGT, en una colisión frontal la deceleración que se produce multiplica el peso fácilmente por 20 ó 30 respecto a su valor original, en caso de un perro de unos 20 kilos de peso, aproximadamente, al golpear contra el asiento delantero lo haría con una fuerza equivalente al peso de un objeto de 600 kilos.

¿Qué dice el Reglamento? 
 
Sobre el transporte de animales de compañía, la normativa actual no indica específicamente nada y solo en el Reglamento General de Circulación explica que el conductor del vehículo, esta obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, añadiendo que deberá cuidar especialmente de mantener la adecuada colocación de los objetos o animales trasportados. Por su parte, la Ley sobre Trafico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial hace algunas consideraciones que pueden ser aplicadas en el caso de transporte de animales de compañía. Así, por ejemplo, se indica que los agentes encargados de la vigilancia del trafico podrán ordenar la inmovilización inmediata de vehículos en caso de que las posibilidades de movimiento y el campo de visión del conductor del vehículo resulten sensible y peligrosamente reducidas, por el numero  o posición de los pasajeros o por la colocación de los objetos trasportados.

En el resto de los países europeos se mantiene la misma línea y solo en Italia se hace mención expresa del transporte de mascotas. Concretamente, su Código de la Circulación prohíbe llevar más de un animal domestico en el coche, y si son más, deben ir en una jaula o contenedor especifico, o en la parte posterior, separados por una red o medio análogo.


Entonces, ¿Qué puedo hacer para viajar con mi animal de manera segura?

Lo mejor es interponer entre el animal y los pasajeros una barrera fija con suficiente resistencia para aguantar las fuerzas que se generan en una colisión. 

Si el animal es pequeño o se trata de un gato (más inquieto y ágil) los transportines constituyen una buena opción, independientemente de si el coche lleva o no barrera de separación, porque facilita la colocación del animal en el sitio adecuado y evita que se mueva. 

Una buena opción para los perros es el arnés de seguridad, que no solo le retiene, sino que evita que, en caso de frenazo o colisión leve, el animal se lesione.

Existen diferentes sistemas en el mercado que facilitan un transporte seguro para nosotros y nuestras mascotas.

Accesorios de seguridad:
Redes
Las más corrientes y económicas. Suelen ser de nylon y se enganchan a cuatro puntos fijos del coche. Hay que comprobar si su tamaño es adecuado al coche (que cubra del techo al suelo). Cuidado si la red es elástica, ya que impide que el animal se mueva, pero, en caso de impacto no retiene a la mascota.

Barras separadoras
Es un entramado de barras horizontales y verticales que se adaptan a la altura y anchura del coche, impidiendo que el animal pase a la zona de los pasajeros. Son fáciles de instalar (quedan fijas por presión) y retienen mejor al animal, pero en muchas ocasiones no aguantan el empuje de un perro grande.

Arnés de seguridad
Es una correa que por un lado se engancha al arnés del perro y, por otro, tiene una lengüeta que encaja en el broche del cinturón de seguridad. En colisiones a poca velocidad son eficaces.

Barreras a medida
Son unas rejillas, normalmente metálicas, hechas a medida para cada modelo de vehículo. Generalmente, se realizan para retener cualquier tipo de carga, pero actúan perfectamente en el caso de los animales (un animal se asemeja a una carga). Algunas empresas fabrican barreras para distintos modelos de vehículo.

Transportines
Son una buena opción, reducen la movilidad del animal y se pueden colocar en el lugar adecuado. Es conveniente colocarlo junto a la barrera o elemento de retención, si no en la zona de carga, pegado al respaldo del asiento trasero. Muchos llevan unas ranuras que permiten sujetarlo con el cinturón de seguridad.
Otros consejos para el bienestar y la seguridad de su mascota:


Antes de iniciar un viaje, asegúrate de que el animal ha hecho sus necesidades. Durante el viaje, tendréis que parar cada cierto tiempo y sacarlo a dar una vuelta.

Existen pastillas para evitar mareos y también tranquilizantes. Su efecto depende da cada animal, pero en general suelen hacer efecto durante 3-4 horas, ayudando al animal a estar más tranquilo durante el viaje sin dormirlo. También se recomienda que el animal esté en ayunas durante las 12 horas previas al viaje para reducir el riesgo de vómitos. 
No lleve al animal en brazos ni coloque el transportín en el asiento del copiloto si el coche lleva airbag
Nunca deje al animal en el interior de un coche al sol. siempre deje una rendija de la ventanilla abierta para favorecer la ventilación.
Impida que el animal viaje con la cabeza asomada por la ventanilla. Puede golpearse con el pilar del coche en caso de frenazo o contra algún objeto exterior.

1 comentario:

  1. Yo nucna llevo ami mascota de Viaje La dejamos en Casa Con Comida y agua Asi fue como murio mi conejo Pero sacamos al Gato.Y solo 1 vez eh llevado ami perrito pero sin nada de eso y Llego sano y Salvo. Por dejar ami perrita n casa con comida ya agua Afuera El porto n tenia un lado Abierto y creemos que se la Robaron o Se Salio.

    ResponderEliminar

Este blog se ha diseñado para informar a los propietarios de animales y dar respuesta a dudas generales. No lo uses en sustitución de una consulta veterinaria, pues sin explorar correctamente a un animal no podemos diagnosticar nada y mucho menos tratarlo. Los comentarios no son respondidos diariamente, así que tampoco exijas una respuesta inmediata. Si a tu animal le pasa algo que te parece grave, llévalo al veterinario. No pierdas tiempo que puede ser crucial en escribir un comentario por internet. Gracias