miércoles, 31 de agosto de 2016

Cuidados de los Cobayas


Consejos para el mantenimiento de Cobayas como mascotas

 

Los cobayas (Cavia porcellus), conejos de indias o cuyos, son roedores procedentes de América del Sur. Alcanzan un peso adulto de hasta 1 kg y viven de cinco a ocho años.

Las cobayas suelen ser animales de carácter social y apacible, por lo que se consideran buenas mascotas. Su calidad de vida mejora si están en compañía de otras cobayas, ya que pueden desarrollar sus hábitos sociales, y no suele haber problemas de agresividad, excepto ocasionalmente entre machos enteros que no han crecido juntos.


Suelen emitir una amplia gama de sonidos, desde chillidos agudos hasta gemidos o ronroneos para expresar temor, alarma o para llamar la atención.


Son animales despiertos y curiosos, de buen temperamento y de costumbres diurnas, por lo que se consideran una buena mascota para los niños. Sin embargo estos animales son muy asustadizos. Ante un sobresalto pueden quedarse totalmente inmóviles o escapar corriendo, se adaptan mal a situaciones nuevas como un cambio de alojamiento, una manipulación incorrecta, cambios de dieta, calor...


En el CENTRE VETERINARI BITXOS nos preocupamos de la salud de vuestras mascotas, y queremos informaros y aconsejaros lo mejor posible para que nuestros amigos siempre estén sanos y en las mejores condiciones. En el Centre Veterinari Bitxos estamos encantados de atender a tu cobaya y resolver las dudas que te puedan surgir sobre su salud o cuidados. 




 ALOJAMIENTO:



El recinto


Las cobayas necesitan moverse mucho, por lo que cuanto mayor sea el tamaño de su recinto, mejor. Si somos un poco manitas, podemos crear un espacio para ellas bien amplio, que puede ser a modo de corral, ya que los cobayas no saltan ni trepan. Si preferimos comprar una jaula, cuanto más amplia sea mejor para nuestro animal. Además los recintos pueden contar con varios pisos, lo que ayudará a nuestro animal a distraerse y a hacer más ejercicio. Aún así, conviene sacarlas varias horas al día para que hagan más ejercicio y conozcan otros estímulos, incluída la interacción con personas. 
Si se tiene más de una cobaya, necesitaremos ampliar el espacio. 

Es muy interesante el artículo sobre los alojamientos de los conejos y cobayas de nuestros amigos de "La Madriguera", de donde hemos extraído las fotografías.
 

 

 

 

 

El suelo

 

Los materiales ideales para el suelo son el lecho de serrín prensado o de papel prensado, lecho de maiz,  paja o heno. Otras alternativas adecuadas pueden ser virutas de madera, aunque pueden favorecer irritaciones respiratorias o/y oculares, o papel de periódico, aunque algunas cobayas pueden comérselo. 
La arena para gatos no es adecuada, pues resulta demasiado abrasiva y produce problemas respiratorios. 
Hay animales que pueden desarrollar pododermatitis por un suelo demasiado duro, por humedad o por obesidad. En estos casos se recomienda poner un suelo más mullido, con varias capas de sustrato blando (pellets de papel prensado) y paja o heno. 



Cualquiera que sea el material empleado hay que cambiarlo con frecuencia porque producen cantidades considerables de heces y orina.



Elementos de la jaula

 


Conviene que dispongan de algún refugio visual para esconderse (un tubo opaco, maceta, caja-nido...). Esta cueva la ha hecho una cliente como parte del alojamiento de su cobaya:




En el Centre Veterinari Bitxos disponemos de varios modelos de casitas y cunas para roedores como este:



Los bebederos más adecuados son los de botella, que deben revisarse y limpiarse periódicamente, pues las cobayas suelen obturarlos con restos de comida. Los comederos deben ser pesados (de barro) o involcables para evitar que desperdicien la comida. 


Soportan bien el frío (aunque no temperaturas muy bajas) pero son muy sensibles a los golpes de calor y no deben exponerse al sol de forma prolongada, aunque sí es recomendable que tengan contacto con luz solar o UV para reforzar su estructura ósea. Temperatura óptima: 18 – 26ºC

Pueden tener juguetes de madera, de cartón, de fibras vegetales... Los podemos hacer nosotros o comprar en tiendas especializadas, pero siempre deben ser adecuados para cobayas, pues los roerán e ingerirán parte de ellos. En Bitxos también contamos con túneles y hamacas para cobayas.


Limpieza de la jaula


El alojamiento se ha de limpiar frecuentemente, dependiendo del tipo de jaula y del sustrato elegido, pero en general se puede limpiar una o dos veces a la semana, siempre que a diario retiremos los restos de comida que no hayan sido ingeridos y cambiemos el agua.


ALIMENTACIÓN: 



Para entender las necesidades alimenticias de las cobayas es necesario conocer cuatro características propias de estos animales que encontramos perfectamente explicadas en la web del GMCAE:

 1. Las cobayas son animales totalmente herbívoros adaptados a comer gran cantidad de alimento fibroso (hierba). Cuando la cantidad de fibra en la dieta disminuye el sistema digestivo de la cobaya no funciona correctamente.
 
2. Los dientes y muelas de las cobayas crecen continuamente durante toda la vida, por lo que existe riesgo de sobrecrecimiento de las piezas dentales. En este sentido, los cobayas son muy parecidos anatómicamente a los conejos. Puedes obtener más información sobre el crecimiento de los dientes de cobayas y conejos en el artículo sobre "Los dientes de los conejos"

3. Las cobayas (al igual que nosotros, los humanos) no sintetizan la vitamina C por lo que debemos aportársela en la dieta o mediante suplementos vitamínicos. Si quieres saber más sobre la vitamina C en los cobyas, consulta este artículo.

4. Tienen tendencia a la obesidad, por lo que es importante no sobrealimentarlas.
   

La dieta de las cobayas debe incluir: 
 

- HENO: Es el alimento fundamental para mantener la salud dental de los cobayas y cubrir sus necesidades diarias de fibra. Debe disponer siempre de cantidad abundante de heno en la jaula, que puede ser de festuca, thimoty hay, heno de montaña, de diente de león... y se puede combinar con heno de flores como de jazmín, caléndula, camomila... 
Existen varios henos en el mercado. Cuando lo compremos debemos considerar la frescura y el olor para que sea más apetecible para nuestra cobaya. Los henos leñosos o prensados son los menos apetitosos. 
Puede ofrecerle también hierba fresca lavada u otras plantas silvestres frescas o dejadas secar, como diente de león, hojas de parra o morera, tréboles...


- VERDURAS: Especialmente las que son ricas en Vitamina C, como los pimientos rojos, verdes o amarillos, el brócoli, el berro, tomate, col o repollo, coles de bruselas, espinacas, brócoli, perejil, 
Además se les puede dar acelga , escarola, zanahoria, canónigos... 
Se deben dar diariamente aunque en pequeñas proporciones. Constituyen el 15% de la dieta.  



- FRUTAS: con moderación se puede administrar manzana, sandia, naranja, fresas, ... aunque no se recomienda el aporte diario.


- PIENSO FORMULADO: 1 o dos cucharadas soperas al dia. Los animales que comen pienso todo el dia dejan de comer heno y verdura, porque se encuentran muy saciados, por lo que tienden a tener problemas de sobrecrecimiento de molares y de carencia de vitaminas.



No debe contener mezcla de semillas. Los adecuados son los que se componen únicamente de heno prensado sin procesar, o "tronquitos" de heno.




Los cereales (incluido pan y galletas) pueden ser ofrecidos sólo de forma ocasional. Estos alimentos deben ser considerados golosinas, porque les gustan mucho pero por su composición pueden causarles enfermedades digestivas y dentales.

La pérdida de apetito en un cobaya siempre es un síntoma grave.

REPRODUCCIÓN

Es fundamental conocer el género de tu cobaya, pues su salud puede verse influenciada por sus ciclos hormonales. Además, si juntas a tu cobaya con otros o si introduces animales nuevos, es importantísimo que conozcas bien de qué sexo es cada uno para evitar agresividad, gestaciones indeseadas y problemas de salud graves.  
Considerando la zona inguinar de nuestro cobaya, podemos dibujar una letra Y griega con las estructuras de sus genitales y ano. Los cobayas hembras dibujarán esta Y con un pliegue más o menos grande en la parte superior, mientras que los machos presentarán un punto redondeado en la parte superior de la Y. Otra forma de considerarlo, es que las hembras dibujan una Y griega y los machos una I latina "con puntito".
 Para esto, una, o más, imágenes valen más que mil palabras...
Izquierda: Macho. Derecha: Hembra

Arriba hembra, abajo macho

Hembra
Hembra

Macho

Macho


Ten cuidado con lo que te digan en tiendas de animales, especialmente si tu cobaya es jovencito, ya que detectamos que se producen muchos errores. Lo mejor es que consultes a un veterinario especialista o a un criador.

Las cobayas alcanzan la madurez sexual muy pronto, y pueden alcanzar la edad reproductiva entre los dos y los cuatro meses. Si queremos reproducir a nuestra mascota, debemos hacerlo entre los 7 y los 9 meses de vida, ya que a partir del año de vida la pelvis de las hembras que no hayan parido puede quedar completamente rígida impidiendo el parto normal y necesitando una cesárea. Por esta razón nunca debe cruzar a una hembra mayor de 10 meses que no haya parido antes.
Las hembras tienen celos a lo largo de todo el año, aproximadamente cada 16-
18 días. La gestación dura entre 56 y 74 días (68 días de media) y la hembra
puede quedarse nuevamente gestante inmediatamente después del parto. Por esto y para que no moleste a la hembra y a las crías, se debe separar al macho de la hembra cuatro días antes del parto.
 


Suelen parir de 1 a 4 crías, aunque pueden ser más, a las que amamantarán
hasta unas 3 semanas de edad. No se deben tocar a las crías hasta que éstas no dejen de mamar, pues pueden ser rechazadas por la madre o atacadas. 

Las crías pueden comer alimento sólido desde el primer día, ya que nacen muy desarrolladas, pero siempre necesitan también el aporte de leche de su madre. A partir de las 4 semanas se recomienda separar a las crías macho, pues al ser animales tan precoces, pueden dejar preñada a su madre o hermanas.



Es recomendable esterilizar (castrar) a las hembras antes de un año de edad si no tiene intención de criar con ellas. En cobayas no esterilizadas mayores de 2 años puede ser necesario un control ecográfico al menos una vez al año para detectar precozmente enfermedades de los ovarios y/o el útero, ya que son muy frecuentes los quistes ováricos. Durante la gestación puede ser recomendable un control por ecografía para evaluar el número de crías.



CUIDADOS GENERALES:



Son animales bastante limpios en general, por lo que no suelen necesitar baños. Si se trata de un animal tranquilo muy acostumbrado al manejo se puede bañar usando un champú de bebés y procurando después secarlo bien para evitar resfriados. Puedes consultar nuestro artículos sobre "El baño de tu mascota".
 



Los animales de pelo largo se han de cepillar diariamente.





Las cobayas ingieren algunas de sus propias heces. Es un comportamiento
normal y una forma de obtener ciertos nutrientes. En este aspecto también son muy parecidos a los conejos, por lo que si quieres saber más, puedes leer nuestro artículo sobre "El sistema digestivo de los conejos". 

Hay que controlar el estado de las uñas y las patas de nuestro cobaya. El
sobrecrecimiento de uñas, callos, verrugas y heridas en las patas son problemas relativamente frecuentes. Podemos cortarle las uñas en casa con ionstrumentos adecuados. Para saber cómo, lee nuestro artículo sobre "Las uñas de mi mascota". 


Debido a las características de sus dientes, debemos observar con regularidad el estado de los incisivos de su cobaya y que éstos estén gastados de manera uniforme. Si tienes dudas, observas un desgaste oblicuo, sobrecrecimiento, cambio en el color o la falta de uno de los dientes, lo mejor es acudir a un veterinario especialista, pues puede ser un problema per se o ser síntoma de problemas en los molares. 

En este paciente se ve cómo una maloclusión de incisivos provoca sobrecrecimiento de molares.
Si dejamos a nuestro cobaya suelto, hay que quitar de su alcance las plantas que podamos tener; algunas pueden ser venenosas o irritantes.

 

CUIDADOS VETERINARIOS


Siempre es recomendable realizar una primera visita al veterinario especialista al adquirir nuestro animal, para que lo revise adecuadamente y nos explique correctamente los cuidados que necesita. Después es recomendable una visita al año para revisar el estado de los dientes, de las patas y uñas, revisión general y de peso. 



En cualquier caso, hay que considerar que los cobayas son animales "presa", es decir, que se encuentran en la base de la pirámide alimentaria de muchos carnívoros, lo que influye en su comportamiento. Por este motivo, un cobaya no mostrará signos de enfermedad hasta que no se encuentre realmente mal. Disimulan su malestar para no parecer débiles y ser una presa fácil para los depredadores. Esto hace que a veces nos demos cuenta tarde de que estan enfermos y ya no nos de tiempo a curarlos. Por ello hay que estar muy atentos a cualquier signo de enfermedad, como puede ser anorexia (no tiene apetito o no come tanto como habitualmente), diarrea, debilidad, quejidos, salivación, problemas en los dientes, falta de pelo, postura rara al orinar, mocos o ruido al respirar... 

Ante la más mínima duda, si su cobaya muestra algún signo raro, contacte con su veterinario.

Cuando se visite al veterinario es recomendable llevar al animal en una caja de cartón en la que pondremos un poco de heno recogido de su jaula y haremos agujeros para facilitar la respiración. Si hay otros animales en la sala de espera del veterinario, se debe intentar evitar que el cobaya los vea o los huela.

Es importante poner en cuarentena durante cuatro días a los animales nuevos que se adquieran para observar su comportamiento antes de juntarlos con los que ya se tienen. La presentación de un animal nuevo se debe hacer siempre en un territorio neutral y libre de olores, para facilitar la integración.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog se ha diseñado para informar a los propietarios de animales y dar respuesta a dudas generales. No lo uses en sustitución de una consulta veterinaria, pues sin explorar correctamente a un animal no podemos diagnosticar nada y mucho menos tratarlo. Los comentarios no son respondidos diariamente, así que tampoco exijas una respuesta inmediata. Si a tu animal le pasa algo que te parece grave, llévalo al veterinario. No pierdas tiempo que puede ser crucial en escribir un comentario por internet. Gracias