martes, 9 de octubre de 2018

La salud bucodental de las mascotas

¿Sabías que las enfermedades de dientes y encías suponen el problema clínico más frecuente en los perros y los gatos? En la mayoría de las ocasiones las detectamos durante las revisiones rutinarias o durante el transcurso de otras enfermedades.



Pero, ¿cómo se desarrollan estas enfermedades? ¿qué importancia tienen en la salud de mi animal?¿Mi mascota puede estar afectada? Si quieres saber la respuesta a alguna de estas preguntas, sigue leyendo...


¿Por qué se producen las enfermedades dentales?

 

Las enfermedades de los dientes en nuestras mascotas se pueden producir por varias causas. La causa más frecuente de enfermedad periodontal en perros es la presencia de sarro en los dientes.

Los animales más predispuestos a padecer enfermedad periodontal son:

  • Perros de razas pequeñas: Yorkshire y Caniche son dos de las razas más afectadas. Las razas pequeñas tienen dientes más apretados y suelen comer más comida casera. 
  • Animales a partir de los dos o tres años de edad.
  • Animales que mantienen una higiene dental insuficiente. Si quieres que esto no le pase a tu mascota, puedes leer el artículo sobre cómo prevenir la enfermedad periodontal
  • Animales con retención de dientes de leche o dientes de conformación anormal. Estos dientes tienden a acumular más sarro por su posición anormal que dificulta la abrasión normal con la comida.



  • Animales que suelen recibir comida casera blanda o premios blandos cuyos restos se suelen fijar más a los dientes.
  • En los gatos la enfermedad periodontal puede producirse también por la infección de virus como calicivirus, herpesvirus, virus de la leucemia felina o virus de la inmunodeficiencia.

 ¿Qué es el sarro? 

 

Cuando comemos se deposita un material pegajoso y blando sobre la superficie de los dientes, compuesto por partículas de comida, bacterias y productos bacterianos. Este material se denomina placa, y si no se elimina frecuentemente evoluciona calcificándose y formando el sarro. La superficie del sarro es irregular y porosa, y favorece la acumulación de más placa.

La placa es la causa fundamental de la enfermedad periodontal y de otras enfermedades bucales. Por suerte, es posible eliminarla mediante el cepillado.
El sarro únicamente puede eliminarse mediante un procedimiento de limpieza dental con ultrasonidos. 
Sarro afectando a todos los dientes. 


Gran acumulación de sarro y enfermedad periodontal asociada.



¿Qué es la enfermedad periodontal

 

Llamamos enfermedad periodontal a la inflamación del tejido de la encía con o sin movilidad del diente. La inflamación de la encía se denomina gingivitis y suele estar causada por la placa dental que se sitúa entre el diente y en surco dental.

Si la gingivitis no se trata adecuadamente, se produce la inflamación y destrucción progresivas de los tejidos de alrededor del diente (periodontitis), provocando una pérdida de unión del mismo, su movilidad y posterior pérdida.
  
La gingivitis puede revertirse mediante el tratamiento adecuado. Sin embargo, la periodontitis  se puede controlar pero no se puede revertir por completo, ya que la pérdida de tejidos no se puede recuperar. Además, la infección de las encías puede entrar en el torrente sanguíneo y provocar inflamación e infección en el corazón, hígado y pulmones.


Es importante tener en cuenta que si nuestra mascota posee una infección en la boca y nos muerde o nos lame en la cara o las manos, también pueden transmitirnos algunas enfermedades a nosotros.

¿Cómo sé si mi mascota tiene enfermedad periodontal?

 

Puedes revisar tú mismo el estado de los dientes de tu animal. Si no están blancos, si puedes ver una capa amarillenta, o directamente ves sarro acumulado en las muelas, tu mascota puede estar sufriendo enfermedad periodontal. El veterinario deberá revisarlo y decidir el mejor tratamiento según el estadío de su enfermedad. 

Boca sana. a: encía unida. b: borde gingival. c: mucosa bucal. d: unión mucogingival.


Boca sana de perro adulto.
Boca sana de gato adulto. 













A menudo el mal aliento es el primer signo de enfermedad dental en una mascota. La halitosis no es normal en nuestras mascotas, aunque muchos propietarios se van acostumbrando y no notan este mal olor, o piensan que es normal. En ocasiones es aliento es pestilente y hace que no soporten la cercanía del animal. 

En la fase inicial (gingivitis) hay signos de inflamación de las encías alrededor de los dientes afectados. A medida que esa gingivitis progresa, se produce una inflamación mayor de las encías, y aparecen de color rojo, hinchadas y en ocasiones se produce dolor que molesta a la hora de comer y es entonces cuando los perros o gatos dejan de masticar el alimento.



En esta imagen se aprecia la acumulación de placa y formación de sarro, con la consecuente inflamación de la encía (gingivitis) en la zona que está en contacto con los dientes.




















 En estas dos fotografías del mismo perro se aprecia la acumulación de placa y sarro (especialmente en los molares, donde ya se han formado piedras de sarro) y la consecuente gingivitis. 

Cuando la encía lleva un tiempo inflamada, pierde su adherencia con el diente y se retrae, dejando expuesta parte de la raiz del diente. A partir de este momento, la enfermedad dental ya es irreversible, ya que no se va a poder recuperar el tejido de la encía que ha desaparecido.

El sarro ha provocado ya la recesión de la encía, que se ha retirado, dejando el diente más expuesto y disminuyendo su fijación a la encía, lo que puede provocar movilidad de algunos dientes.













En este animal se aprecia perfectamente cómo la encía se ha retraído dejando la raiz del colmillo expuesta. También se aprecia la gran inflamación que hay en la encía encima de los molares y el sarro acumulado en estos.

Cuando la cantidad de sarro es excesiva y la encía está gravemente afectada, los dientes pierden su unión con el tejido de la encía y se mueven, ocasionando molestias hasta el momento en que se caen. Si a tu mascota le faltan dientes, sin duda padece enfermedad periodontal grave.  


Si la enfermedad periodontal no se trata pueden aparecer flemones, infecciones en las raíces de los dientes que frecuentemente se confunden con heridas en la cara. Es frecuente que la recesión de la encía progrese a la destrucción de tejido óseo de la mandíbula, complicando la enfermedad.
En esta imagen el animal no ha sido tratado a tiempo y la gran acumulación de sarro, la intensa recesión de la encía y el avance de la enfermedad periodontal está provocando la exposición de raíces dentales, pérdida de dientes y pérdida de hueso de la mandíbula.














En este animal es evidente la pérdida de piezas dentales y la exposición de las raíces de los dientes que quedan. Este animal sufre dolor en la boca y la halitosis es insoportable. Además la saliva que se le escapa de la boca al no tener todos los dientes hace que el pelo del morro esté siempre mojado, enredado y el mal olor se multiplique. 


Además la infección de la encía puede pasar a sangre y llegar a órganos internos, siendo el corazón el más afectado. Estas bacterias se depositan a menudo en las válvulas cardíacas, inflamándolas y provocando un mal funcionamiento de las mismas que da lugar a un soplo cardíaco y a enfermedades cardíacas graves. Esta infección también puede llegar al hígado o a los riñones, poniendo en peligro la vida de nuestro animal. 


¿En qué consiste una revisión dental?

 

En el Centre Veterinari Bitxos realizamos la revisión dental de tu mascota de manera GRATUITA durante la campaña de higiene bucodental. En esta revisión:
- Comprobaremos el estado de los dientes de tu animal. A veces es necesario usar una luz especial para poder ver la placa. 
- Os haremos una serie de preguntas acerca de la alimentación de vuestra mascota y de las medidas de higiene dental que realizáis. Realizaremos una demostración de cómo la comida adecuada puede ayudar a la prevención de enfermedades dentales.
- Rellenaremos una cartilla donde apuntaremos el estado de los dientes del animal.
- Si la revisión es positiva, os recomendaremos los mejores métodos para mantener la salud bucodental de vuestra mascota. Además os enseñaremos a cepillar los dientes de vuestra mascota de la manera más apropiada.
- Si en la revisión detectamos problemas dentales, el veterinario os recomendará cuál es el mejor tratamiento y valorará la posibilidad de hacer pruebas complementarias para determinar si la infección ha afectado a otros órganos. 
- A veces es necesario realizar radiografías dentales para detectar raíces dañadas. 

¿Cómo se puede tratar la enfermedad periodontal?


Una vez que el veterinario diagnostica la enfermedad periodontal, es recomendable realizar el tratamiento cuanto antes para evitar las complicaciones que hemos nombrado. Recuerda que la gingivitis, la fase inicial de la enfermedad, se puede revertir por completo con tratamiento, pero una vez alcanzada la fase de periodontitis los cambios no se pueden revertir por completo aunque se pueden controlar para evitar su progresión.

La limpieza de boca mediante ultrasonidos con aparatos especializados es fundamental para el tratamiento de la enfermedad periodontal, ya que es el único medio para eliminar el sarro y la placa y sanear las encías. Para más información sobre la limpieza dental mediante ultrasonidos puedes consultar un artículo entero en este mismo blog.
 
En casos más graves puede ser necesaria la intervención quirúrgica especializada y si la enfermedad está avanzada quizá haya que extraer algún diente.

Los antibióticos pueden tener un papel importante en el tratamiento de las enfermedades dentales, administrados conjuntamente a la realización del tratamiento médico o quirúrgico. Se utilizan en casos de periodontitis grave, cuando existe el riesgo de infección ósea o de difusión de la infección al resto del organismo.

Recuerda que la enfermedad periodontal se puede prevenir. Lee este artículo para conocer cómo evitar que tu mascota la padezca. 

 

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si tienes más dudas, recuerda que te podemos atender en el CENTRE VETERINARI BITXOS, en Burjassot. Puedes pedir cita en el 961131539 o en el 622500092.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog se ha diseñado para informar a los propietarios de animales y dar respuesta a dudas generales. No lo uses en sustitución de una consulta veterinaria, pues sin explorar correctamente a un animal no podemos diagnosticar nada y mucho menos tratarlo. Los comentarios no son respondidos diariamente, así que tampoco exijas una respuesta inmediata. Si a tu animal le pasa algo que te parece grave, llévalo al veterinario. No pierdas tiempo que puede ser crucial en escribir un comentario por internet. Gracias